Responsabilidad por atropello de animales de caza

La reforma de la Ley de Tráfico ha delimitado más todavía la responsabilidad en accidentes de tráfico por atropello de especies cinegéticas o animales de caza.

La norma general es que es responsable el conductor del vehículo cuando se produce el atropello en una vía pública, sin que se le pueda reclamar el valor de los animales que invadan la vía.
No obstante, será responsable el titular del coto o propietario del terreno cuando el accidente se produzca como consecuencia directa de la caza colectiva de una especie de caza mayor llevada a cabo el mismo día del accidente o que haya finalizado doce horas antes de éste.
También podrá ser responsable el titular de la vía pública si no se hubiera reparado correctamente la valla de cerramiento en plazo o si en la vía no hubiera la señalización de animales sueltos en tramos con alta siniestralidad por accidentes de este tipo.